El verano pasó y llegó el otoño sin apenas darnos cuenta.

Las rutinas del verano desaparecieron apenas empezó el cole de nuestros peques, pero la temperatura y el horario, confunden nuestro biorritmo, de ahí nuestro cambiante humor y cansancio constante.

Con el cambio de hora, nos mentalizamos ya a los días son más cortos y oscuros y  con demasiada frecuencia puede aparecer dificultad para conciliar el sueño. Los dias nublados hacen que nos sintamos melancólicos y poco motivados.

Nos cuesta ponernos en “modo otoño”  casi nos llega pleno invierno sin acabar de adaptar nuestro metabolismo a la nueva estación.

También os digo: sería mucho más fácil si el clima no se empeñara en darnos temperaturas primaverales y en nuestra tierra, en las horas centrales del día, casi veraniegas.

Cuando refresca y nos trae las tan desadas lluvias, para que nuestra sufrida tierra pueda renacer, se limpie la atmosfera y  se recuperen los maneros, que a estas alturas del año y de su superexplotación, estan al limite,  nuestra salud, la de la tierra lo agracecen. ¡ay que me voy del tema¡ (es que la sobrexplotación de aguas subterraneas me tiene muy negra)

Bueno sigo con lo de incentivar a nuestro cuerpo a adaptarse al frio de forma efectiva.

A estas alturas ya debemos estar adaptados al horario invernal, hacer ese cuadrante, sin dejarnos ninguna tarea atrás,debe convalidar tres años de carrera universitaria de ciencias puras, pero ya nos lo sabemos al dedillo, sin casi mirar la agenda ni los horarios de extraescolares.

Los alimentos de temporada, a ser posible de cercanía, son los que contienen los ingredientes que la naturaleza prepara para las necesidades dieteticas y metabólicas de la nueva estación, y en cada zona tienen las particularidades de su clima y de las condiciones ambientales a las que está sometido todo el ecosistema del que formamos parte.

Es muy buena idea, dejar que la naturaleza nos eche una manita para lograr preparar nuestro organismo de foma natural, haciendo nuestras comidas con una buena parte de estos alimentos.

Si durante el verano conseguiste un bonito bronceado, lógicamente querrás conservarlo el mayor tiempo posible. Para ello una alimentación rica en carotenos te ayudará a lograrlo. El otoño es temporada de calabazas, si las usaste para decorar en halloween, haz deliciosas recetas con ellas.

Tambien (permitirme un poco de publicidad) pon en tu jabonera nuestro Jabón de Naranja y Zanahoria, que  limpia e hidrate tu piel y ayuda a preservar el bronceado.

Puede que tu pelo sea el peor parado del verano, y posterior caida estacional de “el tiempo de la Berenjena” antes de pensar en “meter la tijera” intentalo con alguno de los jabones de saponificación de aceites vegetales y esenciales que le daran un extra de hidratación y nutrición a tu pelo. También una  mascarilla  hecha de aceite de oliva o coco o argán, (o una mezcla de todos) con un poco de aloe-vera de tu jardin, puede ayudar a hacer el milagro.

Todo esto nos prepara para el invierno, pero tenemos que tener alguna cosa más en cuenta.

El frío hace que sintamos menos sed, por lo que disminuimos el consumo de líquidos, y eso es muy malo para nuestra salud. A menudo con el frío sufrimos molestias a orinar, de las que culpamos a frio y que no son ni más ni menos que consecuencia de la falta de hidratación.

La piel tambien sufre la deshidatación con más rigor que en el verano, hay que beber y protegerla con un jabón hidratante y crema rica en aceites y mantecas, si lleva aceite esencial con propiedades antisepticas, mejor.

Las sopas, cremas suaves y las infusiones calentitas pueden ser muy agradables con el frío y ayudarnos a tomar la cantidad de líquido necesario.

Intenta utilizar ingredientes naturales,  asegurate, no es lo mismo que ingredientes de origen natural, aunque en el etiquetaje muchas veces, los fabricantes omiten poner lo de “de origen” con lo que contribuyen al desconcierto del consumidor.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que si un producto está certificado en encologico, los ingredientes de la composición que son ecológicos estan marcados con un asterisco (*), a menudo los consumidores, creemos que un producto certificado como ecológico, está fabricado sólo con ingredientes ecólogicos y naturales, pero no es así en absluto.

El etiquetaje, el INCI, la interpretación de las etiquetas, la diferencia entre ingredientes y principios activos, así como las diferentes formas de obtencion de dichos principios activos, dan para otra entrada en este blog que será un tocho de leer, pero que si os preocupa vuestra salud y la de la tierra, apreciareis y os tomareis el tiempo para leerlo.

También os digo, en nuestra certificadora no nos advirtieron sobre esto y nuestra etiquetas no se encargaron con asteriscos, cuando en realidad nosotras, en los jabones certificados, sólo usamos ingredientes con certificado ecológico.

¿Veis con que facilidad me desvío del tema principal? Es cierto que esto ha venido al cuento de que intentemos usar productos de temporada, que nos ayudaran inadvertidamente, a mejorar nuestra salud y nuestro aspecto de cara al frío, aumentado nuestras defensas y con todas nuestras necesidades nutricionales cubiertas, sin necesidad de usar suplementos, no te olvides que son de sintesis, aunque te digan que son ingredientes naturales, a menudo se olvidan del “de origen” (!uy¡ otra vez, que pesada soy)

Os deseo que paseis un invierno en el que ni el frío ni la pandemia, ni la gripe, ni los sabañones os ataquen.

Disfrutad a tope cada día, con resposabilidad y empatía con el resto de los mortales y con nuestra querida tierra.

 

 

 

(0)

     No son buenos tiempos para el planeta.

     El final de La 25 Cumbre por la Emergencia me ha hecho pensar en la similitud en mi ánimo con el  22 de diciembre, sorteo de la lotería de Navidad. Casi todos tenemos alguna participación, y aunque todos pensemos que no nos va tocar, al final cuando pasa el sorteo, y verificamos que no nos ha tocado, nos sentimos decepcionados sin excepción.

     Pues igual con la COP25, no esperábamos que se sacaran compromisos realmente eficaces para frenar el calentamiento global, pero las conclusiones finalmente presentadas no dejan de decepcionarnos irremediablemente.

    Las tres patas de nuestro particular banco: Cosmética Pedroches S.C.A, hemos asistido, ojiplaticas al espectáculo montado: mandatarios de todo el mundo preocupados o al menos fingiendo estarlo, por tomar medidas para frenarlo, mandatarios de los países que más contaminan que no han estado, ni se les esperaba y Greta Thunberg: Símbolo de las nuevas generaciones para frenar el cambio climático, para unos, y la niñata insufrible y manipulada para otros…..y al otro lado de la pantalla todos nosotros, víctimas y verdugos a un tiempo de este desastre, que no es que se nos venga encima, lo tenemos encima desde hace mucho, pero la humanidad ha cerrado los ojos para no verlo.

     Nosotras en el DÍA DE LA RESACA DE LA CUMBRE DEL CLIMA MÁS LARGA DE LA HISTORIA, hacemos balance y nos reafirmamos en nuestra idea de que nuestro trabajo y nuestro consumo tiene que ser absolutamente responsable y desde el día que decidimos abrir nuestros ojos y nuestro diminuto taller artesano (Nuestra fábrica-laboratorio está certificada como Artesana) contribuir en la defensa y difusión de una PRODICCIÓN y un  CONSUMO RESPONSABLE.

     Ya llevamos años luchando como jabatas por un planeta más limpio, y no sólo porque nuestro buque insignia sean los jabones.

     Hemos acumulado experiencia tanto como empresarias, como consumidoras, mirando con lupa todas y cada una de nuestras acciones para minimizar el impacto ambiental de nuestra producción.
Seguiremos investigando, innovando y trabajando en este sentido.

     Os cuento algunas sencillas conclusiones que hemos sacado en estos años.
• El consumo responsable no es sólo llevar una bolsa de casa para reducir el consumo de plástico.
• El consumo responsable no es sólo no desperdiciar comida.
• El consumo responsable no es sólo donar la ropa que ya no usas.
• El consumo responsable no es sólo donar los juguetes de tus hijos abandonados.
• El consumo responsable no es sólo apagar las luces que no alumbran a nadie……..¡¡Anda!!

    He aquí la primera contradicción de nuestra conciencia de consumo responsable: NOS ENCANTAN LAS LUCES DE NAVIDAD.

     Se nos ocurre a nosotras, humildes artesanas, que podemos poner unas lucecitas brillantes y navideñas a rabiar, en un horario reducido para que el impacto sea pequeñito. Llegada la Navidad propiamente dicha lo ampliaremos (poquito).

       Esa aportación nuestra, tiene dos caras:

     Por un lado ahorraremos en la factura de la luz (nos viene muy bien porque siempre vamos justas).

     Por otro, seremos invisibles mientras otras tiendas brillaran como estrellas…. A esto último estamos seguras de que nuestr@s clientes, que son gente sobradamente preparada en esto del consumo responsable, seguirán buscándonos de día en horario comercial.
Sigamos con nuestra lista:

      • El consumo responsable no es sólo comprar productos con denominación de origen, o con certificados de calidad…..es buscar esa calidad y garantía en productos de cercanía para reducir el gasto de energía en trasporte.

      ¡Anda!… Otra contradicción: Dado que nuestra empresa es imposible que sea sostenible solo con las ventas en nuestro entorno y nos estamos abriendo camino online…. Pues hemos pensado que nos gustaría potenciar grupos locales de compra por internet. Vemos como esto sería una forma de reducir el impacto y que por este medio, en lugares lejanos hagan sus compras conjuntamente y así pueda ir todo en un paquete (menos envoltorio) y en el mismo vehículo, también servirá para ahorrar en gastos de envío.

      Sabemos que esto requiere de nuestros potenciales clientes una programación en las compras y una relación de mucha confianza con los restantes individuos del grupo en cuestión, pero os ruego que nos deis vuestra opinión y sugerencias a este respecto y veamos si podemos hacerlo posible.

      • El consumo responsable no es solo leer las etiquetas y negarse a comprar nada que lleve aceite de palma, sea cual sea el uso de ese producto y el origen de ésta (por poner un ejemplo de una de las últimas campañas, promocionada por no se sabe quién, pero que sospecho que probablemente, los mismos que promocionaron en su día, que dejásemos de consumir la manteca de los cerdos que se crían en nuestras dehesas, y que ¡Oh Sorpresa! tiene unas características muy parecidas en la alimentación que el aceite de palma)……Aquí ninguna contradicción por nuestra parte.

      Leer las etiquetas, decidir si no quieres usar aceite de palma, o mineral u otros ingredientes de síntesis química, nos parece elemental para hacer uso de nuestro derecho a decidir que consumimos, y de donde procede lo que consumimos.

      La normativa es muy estricta para unas cosas: la composición en latín.

     ….Y muy permisiva en otras: podemos poner en letras grandes e incluso dibujitos y fotos de un ingrediente prácticamente inexistente, o que incluso se incorpora en el producto desnaturalizado (recuerda que en la composición está en latín).

      ….Esto nos deja a los fabricantes y nuestra conciencia, decidir si queremos ser honestos y no manipular al consumidor incitándolo a creer algo que no es cierto…….

     ….Y a los consumidores a estudiar química y latín para poder ejercer su derecho al consumo responsable.

      Bueno y ahora me diréis:

      -Vale ¿cómo nos ayuda este rollo que nos has dado a ser consumidores responsables?

      Pues pongamos nuestra buena voluntad en reducir emisiones y basura.

      Busquemos los regalos de nuestros seres queridos con la idea de poner el mínimo de envoltorio o incluso aprovechar ideas innovadoras de reciclaje, hay gente muy creativa que nos puede ayudar a presentar nuestros regalos de manera exclusiva y ecológica.

     Nuestros jabones y cremas fabricados con la base de nuestro aceite de oliva, producido de manera tradicional en nuestras sierras, cumplen los principios básicos de sostenibilidad y comercio justo.

      Así contribuimos a reducir emisiones.

      Aquí os he dejado mis reflexiones.

     Sé que estáis haciendo esfuerzos para poner coto a este desastre porque si nos fiamos de que lo solucionen los de La Cumbre……

      ¡Feliz Pre-Navidad y…..mira que si nos toca la lotería!

(0)

Vamos a por nuestra tercera navidad desde que empezamos con esta aventura de poner en la vida de todos la cosmetica realmente natural y como no puede ser de otra manera no podemos dejar pasar la oportunidad de desearos que estas fiestas estén llenas de momentos felices, de cariño, alegría y sana diversión y el confeti más usado sea el RESPETO, así con mayúsculas para que la diversión y la fiesta sean completas de principio a fin.

Para nosotras es un honor formar parte de vuestra navidad, preparar ese regalo especial para alguien a quien nosotras no conocemos pero intentamos adivinar lo que creemos que será más adecuado. No hay nada más agradable que recibir a nuevos clientes en febrero, venir a comprar “una crema que me regalaron en navidad y que me encanta”.

Así que nosotras esta nochebuena brindaremos por muchas navidades envolviendo vuestros regalos con todo nuestro cariño.

¡FELICES FIESTAS!

(0)

Empieza para mí el reto de contaros en capítulos, la historia de esta cooperativa artesana, que con mucho tesón sacamos adelante cada día. Y lo hacemos con la intención de ganarnos el sustento haciendo lo mismo que llevamos haciendo toda la vida: cuidar del bienestar y la salud de la piel de las personas y del entorno donde nacimos, crecimos y vimos crecer a nuestros hijos y ahora nuestros nietos. Queremos en definitiva, que las generaciones venideras puedan disfrutarlo como la nuestra lo ha hecho.
Queremos ampliar nuestro círculo de influencia e incluiros a vosotros, con la intención de que nuestra forma natural y espontanea de cuidar de todo y de todos se contagie en un modo de vida nuevo: Unir la tradición con los métodos más modernos de cuidado, salud y belleza.

Nacimos como cooperativa un 28 de abril de 2016. Al mes siguiente inauguramos nuestro taller de trabajo y la tienda física donde vender nuestra marca.

Empezamos fabricando jabones con la base del aceite de oliva virgen de los olivares de nuestra sierra, y los aceites esenciales de las plantas que crecen entre los olivares y la maravillosa y única, dehesa que nos rodea.

En el 2017 conseguimos el título de Maestras Artesanas y poco después el de Taller Artesano, para nuestro laboratorio de fabricación. Título que la Junta de Andalucía nos concede como reconocimiento de nuestro método de trabajo totalmente artesanal, natural y sostenible.

Nuestro entorno es el estupendo y muy querido Valle de los Pedroches y la Sierra que lo rodea, de donde brota toda nuestra experiencia, inspiración y materias primas idóneas para conseguir este resultado: Un catalogo de productos amplio y que sigue creciendo con nuestra incansable investigación tanto en los medios científicos como en las mentes privilegiadas de generaciones precedentes y que no debemos ni queremos consentir que esa sabiduría y experiencia se pierda  irremediablemente para siempre. Por eso  hemos decidido contribuir en la medida de nuestras posibilidades para la conservación de esta cultura natural.
Poco a poco hemos ido incorporando jabones cada vez más especializados para el cuidado especifico de determinados problemas de salud en la piel, y completado el tratamiento con cremas y compuestos de aceites, que alivian tanto los síntomas como la misma enfermedad, y que con el uso continuado de los mismos disminuyen o incluso acaban con las crisis que generan.
A día de hoy hemos ampliado nuestro catalogo con cremas, mascarillas, lociones, desmaquillantes, sales, y últimamente jabones líquidos.
Y todo ello siempre fieles a nuestro “Estricto Código de Cero Ingredientes con Limitación de Uso en Cosmética”. No es fácil conseguir productos naturales que funcionen realmente bien, prescindiendo totalmente de esos químicos, y es por eso que nos sentimos muy orgullosas de haberlo conseguido.

Tenemos tantos retos para el futuro como vosotros queráis plantearnos, con vuestras necesidades, preguntas, alergias o simplemente compartiendo nuestra misma ética de vida,

Nuestra intención no es guardarnos nuestros conocimientos, como hace la Coca-cola, al contrario, nuestra intención es compartirlo con todos y con todas, para beneficio de la salud de la piel de todos y todas y de nuestro entorno, porque tenemos muy claro que lo uno no puede ser sin lo otro y que sin cooperación, no hay futuro.

Sabemos que hay una generación de jóvenes que luchan por un futuro mejor y quisiéramos ser vuestras abanderadas, no para dar lecciones a nadie, ni mucho menos, sino para sobre todo, seguir aprendiendo y contribuir con nuestro granito de experiencia para conseguirlo.

Y aquí me gustaría seguir contando como avanzamos en el día a día. Hay mucha buena gente que dice que somos tres valientes y no sé yo si somos más temerarias que valientes o al revés. Lo que si tenemos en mente, es llevar a vuestras casas, todos los avances en cuidado personal, salud y belleza, de forma natural y sostenible, para la piel de toda la familia, si nos lo permitís

(1)

¿JABÓN ARTESANAL O JABÓN NATURAL? ¡LA FÓRMULA LO DICE TODO!

Ésta es la fórmula de un jabón que se vende en herbolarios, farmacias y tiendas de cosmética como “Jabón Natural”:

  • Sodium palmate, sodium palm kernelate, aqua, Laurus Nobilis Leaf Extract (Extracto de Hoja de laurel), sodium chloride, ci77891, ci77492, tetrasodium edta, tetrasodium editronate.

Ésta es la fórmula de un Jabón Artesanal, que podemos encontrar también en herbolarios, farmacias o tiendas de cosmética que cuidan mucho las fórmulas de los productos que tienen a la venta y apuestan por ingredientes más saludables y procesos de elaboración más sostenibles:

  • Olea Europaea Extracto del fruto (Aceite de oliva virgen extra), Urtica Dioica Leaf Extract (Hoja de ortiga en aceite de oliva virgen extra), Thymus Vulgaris (Extracto de flor de tomillo), Laurus Nobilis Leaf Extract (Extracto de Hoja de laurel) y Salvia Sclarea Extract (Extracto de Salvia).

Como puede apreciarse, sólo comparten un ingrediente: el Laurel. El primero es un Jabón de Alepo que se vende como “Jabón Natural”, bastante conocido, mientras que el segundo es nuestro jabón Extra Virgin Soap de Romero, Tomillo, Ortiga y Laurel.

Continúa leyendo…

(5)

Pin It on Pinterest